Respecto a la administración

Constituye seguramente la parte más importante de toda empresa, pues de su eficiencia dependerá directamente el mejor financiamiento de la actividad y es bien sabido de una rentabilidad más baja que la presupuestada produce desánimo, pérdida de interés y descuido, lo cual indudablemente repercute en la buena atención que todo usuario pretende del servicio contratado.

1)   Locales de administración

Una buena administración exige una dedicación y acción directa sobre los servicios ofrecidos, por lo tanto, los locales que se dispongan han de brindar las facilidades y comodidades de la actividad. Deberá contar con una oficina de recepción y una caja de seguridad para guardar objetos de valor que pueda encargarle el campista. Se ubicará preferentemente en el pórtico de ingreso al camping, pues con ello facilitar los sistemas de control de ingreso de los usuarios y evitará la entrada de grupos foráneos. Dependiendo de la magnitud del camping podrán instalarse garitas para nocheros y para el personal de aseo y servicios del camping.

2)   Servicios a los campistas

Al situarse normalmente un camping en un medio rural, será indispensable ofrecer servicios de aprovisionamiento que serán determinados de acuerdo al número de usuarios y a lo que la propia experiencia vaya indicando, pero el aprovisionamiento de alimentos más usuales deberá estar realmente contemplado. Dado el carácter familiar que caracteriza a los campistas, hace suponer la presencia de niños y adultos entre la clientela. Ello supone satisfacer las necesidades que las distintas edades requieren.
Pan, leche, huevos y carne pueden ser los productos iniciales, pero no deberá olvidarse contar con medicamentos esenciales que solucionen un dolor de cabeza, de muelas y otros trastornos, y que, además, el campista pueda requerir revistas, bebidas, helados, cigarrillos y otros productos, que si bien no son indispensables brinden una mejor atención y constituyen un elemento en los ingresos del propio camping.
No necesariamente en la administración del camping y de los servicios de provisiones deben estar en manos de la misma persona; lo que sí es importante, es observar que la calidad de ambas funciones esté al nivel de lo óptimo.

3)   Del personal

Aparte de quienes llevan la administración, es de vital importancia el personal que efectúa los servicios menores, tales como aprovisionamiento de leña o carbón, retiro de los tachos de basura, ayuda en la instalación de carpas, orientando al cliente en cuanto a vientos predominantes y otros trabajos, por lo cual el campista se siente mejor atendido que representa muchas veces una propina. De más está en insistir en las condiciones de presentación y cortesía que deberá distinguir a todo el personal que tiene contacto directo con los usuarios.